RAZÓN

Larralde José
No solamente se vive por el tiempo
No nace el día tan solo por el sol
La flor no aroma los prados ni la brisa
Todo es en vano si no tienes amor
La flor no aroma los prados ni la brisa
Todo es en vano si no tienes amor
La noche azota y la paloma muere
Sucumbe el beso y llora el derredor
La mano tiembla y la canción se ahoga
Y ha sido en vano si no tienes amor
La mano tiembla y la canción se ahoga
Y ha sido en vano si no tienes amor
Abre los ojos hombre
siente que sientes dolor,
despierta el alba y ablanda el pensamiento
todo es motivo si empuñas la verdad.
El tiempo nutre la luz de su mira
solo en la gloria de amor y voluntad.
El tiempo nutre a luz de su mira
solo en la gloria de amor y voluntad
de amor y voluntad
de amor y voluntad
de amor y voluntad.

REZO ADENTRO

Larralde José
Como la luz que besa la mañana,
nacida en una noche sin estrellas,
cual transparente mariposa bella,
incada frente a una flor que tibio exhala,
llego a tu siempre sin batir las alas,
para ofrecerte a ti volar con ellas.
Desde el intrépido país del siempre todo,
donde la altura pisa el firmamento,
donde el tiempo te nace eje en su intento de reinar en lo inmenso de su modo ,
te ofrezco un vértice, raíz, mis codos y mi frente a tus plantas
rezo adentro
Nomás te ofrezco,
porque lo impsoible, murió en silencio
cuando se mirarte,
y ya no hay nada con que compararte aunque la nada se muestre accesible.
Me queda un beso,
no sé si es posible decirte todo lo que puedo amarte.
Y si acaso no fuera porque existes
desde el tiempo feliz de tu verdad
cada cosa moriría lentamente
solamente de saber que tu no estás.
Y si pienso en el amor que tu me diste
es tan grande como fue mi soledad.
En un beso mi silencio se estremece
y florece como el lirio de tu altar.
Solo por ti, hoy creo en mí,
toda mi vida, sangró una herida, sin ti.
Y si acaso no fuera porque existes
desde el tiempo feliz, de tu verdad
cada cosa moriría lentamente
solamente de saber, que tu no estás.
Y si pienso que el amor que tu me diste
es tan grande como fue mi soledad
en un beso mi silencio se estremece
y florece como el lirio de tu altar.
en un beso mi silencio se estremece
y florece como el lirio de tu altar.

REPETIR LAS PALABRAS

Larralde José
Cuanta gente que ha dicho, lo mismo que yo digo.
Que repetir lo mismo, es casi un sacrificio.
Me conformo tan sólo, cuando miro los lirios,
idénticos de forma, pero no repetidos.
Y los niños de todos, iguales a mi niño,
con la misma inocencia, pero no repetidos.
Y los días de lluvia, y los soles cansinos.
Los años de mi vida, que jamás fueron míos,
y el aire que mis ojos imaginan vacío,
y es todo el alimento que a veces necesito.
Tanta gente que ha dicho lo mismo que yo digo,
y que dirán mañana los que hoy han nacido.
Dirán que tienen hambre, dirán que tienen frío,
o que son muy felices, o que todo es lo mismo.
Repetir las palabras sin ubicar el sitio,
resulta tan absurdo, como vivir de vicio,
porque no hay movimiento, ni quietud, ni extravío
más cruel que la palabra convocada al hastío.
Tanta gente que ha dicho, lo mismo que yo digo.

RESOLANA

Felú E, Dávalos J Perdón, te digo adiós, si perdonas podrás olvidar,
no quiero que el amor sea trigo sembrado en el mar.
Sólo quiero que seas feliz, que te libres de mi,
y recobres la fe,
que te queden de mi la ternura, como resolana, debajo la piel.
Se ha roto entre los dos la alegría del sueño de amar,
nos queda la ilusión, y es posible volver a empezar.
Nadie puede inventar el amor, no me guardes rencor,
despedirse es tan cruel,
que te quede de mi la ternura, como resolana, debajo la piel.
Y cuando el amor renace... vuelve a cantar la vida,
vuelve la fe perdida, todo tiene sentido otra vez.
Si te queda de mi la ternura, como resolana, debajo la piel.

RIO DE LOS PAJAROS

Sampayo Aníbal El Uruguay no es un río
es un cielo azul que viaja
pintor de nubes camino
con rumor de mieles ruanas
Los amores de la costa
son amores sin destino
camalote de esperanza
que se va llevando el río.
Chua, chua, chua ja ja ja
no cantes mas torcacita
que llora sangre el ceibal
Morenita lavandera
biguacito de la costa
enrollate la pollera
ponete a lavar la ropa.
tu madre cocina charqui
tu padre fué río arriba
y vos te quedaste sola
lavando ropa en la orilla.
Canoita pescadora
aguantame el temporal
si mis brazos no se cansan
remando te he de sacar.
Gurisito pelo chuzo
ojitos de yacaré
barriguita chifladora
lomito color café.

ROGATIVA DE LONCOMEO

Berbel Marcelo Vamos mi Piuqué
a saludar del día el calor
que cuando entibie el mallinal
haré por ti el choiquepurrún.
Vientos llevarán
mi rogativa al Pehuenal,
Mapuche el ritmo del cultrún,
el loncomeo apurará.
¡Ay! mi madre tierra,
piel de barro y de coirón,
vientre que fecunda el sol.
Grito de mi raza,
cuando sea soledad
¿qué lunas te llorarán?
Ya va a anochecer
tu viejo sol dulce mapú.
El silbo arisco del pilpil
se perderá en la noche azul.
Solo quedaré
rescoldo vivo en la quietud,
¿en qué menucos me hundiré?
hasta que vuelva el guillatú.
Voz de la montaña
que la machi evocará
rito y danza en el niral.
Grito de mi raza,
cuando sea soledad
¿qué lunas te llorarán?
¿qué lunas te llorarán?
¿qué lunas te llorarán?

ROMANCE DE UN PERSEGUIDO

Larralde José
Pa' qué Dios me hace querer con un amor tan profundo,
pa' qué si después el mundo se me vuelve padecer,
pa' qué si no he de tener más que espinas en mis huellas
busco la luz de una estrella, si no me la dejan ver.
Yo que siempre anduve solo, sin más consuelo que el canto,
con haber querido tanto ya ni me dejan querer,
la injusticia y el poder me obligan a andar matreriando...
y vos prienda de mi vida, madre de mi esperanza,
ponés en mi la confianza, y desangrás por mi herida,
en tu carita afligida veo toda la ternura,
capullo de tu hermosura, boca de fuego encendida,
yo soy el ave cautiva, en el cielo de tu altura.
Por vos conocí la gana, de latir en un abrazo,
y en mi desértico caso, fuiste la aurora temprana,
por vos remonté en ufana, rectitud en el intento,
por vos conocí el lamento de sentírme perseguido,
y en mi alivio enloquecido, sentírte como te siento.

ROMANCE PARA TU BESO

García M.A. Me está quemando las venas la brasa azul de tu beso
en tiempos de cualquier hora, de felicidad, te encuentro.
Fresca flor de la esperanza con transparencia de cielo,
se me hace jardin el campo donde hacia el alba te veo,
andar con pasos de aurora nativa entre el trigo nuevo.

La espiga que se estremece y yo viendote de lejos,
y tu pollera floreada, la nube de tu pañuelo,
y esa amapola temprana que está sangrando en tu pelo,
y ese fuego que olvidaron tus labios en aquel beso,
que me diste como en bruma y que me ha puesto tan serio.

Corazón enamorado que me estás quemando el pecho.
Es que ignoras que me quiere menos de lo que la quiero.
Y por quererla de un modo que ya dominar no puedo.
le cuelga luto a mi amor las sombras de tus silencios,
mientras llamea en mis sueños su boca como un lucero.

Me va quemando la vida la brasa azul de su beso,
fresca flor de la esperanza con transparencia de cielo.
Se me hace jardin el campo donde hacia el alba te veo,
andar con pasos de aurora nativa entre el trigo nuevo.
La espiga que se estremece... y yo viendote de lejos.



free web hostingHosting24.com web hosting